miércoles, 31 de mayo de 2017

LA PAZ QUE SE PERDIO.
POR MANUELITA LIZARRAGA

EL PIE DIABETICO...BEDOLLA.

·        LA PREVISION Y EL CUIDADO PROFESIONAL DE SUS PIES ES MUY IMPORTANTE PARA EVITAR MALES MAYORES A LOS ENFERMOS DE DIABETES.
·        LA FORMACION DE ULCERAS EN LOS PIES Y MIEMBROS INFERIORES DEL ENFERMO SON ORIGINADOS POR ROZADURAS DE ZAPATOS, CORTADURAS, PINCHAZOS, O QUEMADURAS QUE NO CICATRIZAN EN CASOS SEVEROS, HAY NECROSIS  O GANGRENA, LO CUAL REQUIERE DE AMPUTACION LA QUE SE PUEDE EVITAR ATENTIENDO SUS PIES A TIEMPO.

El especialista en la salud de sus pies, Bedolla, dice, que en su estado saludable, el sistema circulatorio es uno de los conjuntos biológicos más eficaces del cuerpo humano. Que un adulto en edad media, tiene en su cuerpo aproximadamente cien kilómetros de vasos sanguíneos que alimentan sesenta millones de células cada segundo del día. Que la función de cada vaso sanguíneo, es transportar el oxígeno; por ejemplo, dice, todos los ejercicios aeróbicos están basados en el principio de que hace llegar a la sangre el vital aire para fortalecer cada órgano, músculo y hueso.

La diabetes, es una enfermedad altamente degenerativa y la eficacia del sistema circulatorio, se atrofia con mayor rapidez, y las piernas y los pies, sufren un déficit de los fluidos vitales que los alimenta; es por ello, que los primeros efectos visibles de la condición diabética, pueden ser los pies, por su gran red de arterias, venas y capilares, las extremidades inferiores, comienzan a sentir de inmediato los estragos de la mala circulación.

Continuó diciendo Bedolla, que la sangre es un pesado líquido que apenas puede bajar en consecuencia, los tejidos del pie se enferman, y pueden ocurrir ulceraciones; por eso dice es muy importante el cuidado profesional de los pies para prevenir las dolorosas uñas y evitar males mayores. Mientras trataba con todo profesionalismo, usando como es la costumbre en su clínica de especialidad de los pies, el instrumental adecuado, debidamente esterilizado, los pies de un paciente con verrugas blancares, Bedolla continuó diciendo que para el especialista en los pies, las señales de diabetes en los pies, valga la redundancia, son inconfundibles: uñas quebradizas, ulceraciones, que no sanan, cianosis local, piel resecada, sensación de hormigueo, palpitaciones, rubor, adormecimiento y calambres.

Señaló el terapeuta que las úlceras son las señales más delatoras de un pie diabético, el tejido se desintegra en varias capas y la mala circulación agrava las lesiones. La región plantar anterior del pie sufre más ulceraciones debido a las pisadas que lesionan al debilitado tejido plantar. En aquel sencillo ambiente de extremada limpieza que invita a la relajación, el paciente leía tranquilamente mientras el podiatra daba los últimos toques a sus pies cansados, éste añadió, que la prevención es el mejor seguro de salud, por lo que le recomienda ser el mejor custodio de sus pies  y revisarlos diariamente y visitar al especialista para que examine sus pies con regularidad, haciendo su cita, al 1220638...

...Bedolla Pedicura, sinónimo de salud para sus pies cansados.


…Por el placer de escribir…Recordar…Y compartir...



LA PAZ QUE SE PERDIO
POR MANUELITA LIZARRAGA

“DON GASTON J. VIVES GORIUX...PRIMER CIENTIFICO MARICULTOR DE AMERICA LATINA”.

·        EL ANTIGO PALACIO MUNICIPAL FUNDADO POR DON GASTON DEBIERA LLEVAR UNA PLACA CON SU NOMBRE.
·        FUE PRESIDENTE MUNICIPAL DE LA PAZ POR MÁS DE 20 AÑOS, Y PIONERO EN LA PERLICULTURA.
·        LAS INCONTABLES OBRAS REALIZADAS EN BIEN DE LA COMUNIDAD, DURANTE SU GESTION AUN PREVALECEN...EL ANTIGUO PALACIO MUNICIPAL, EL PANTEON DE LOS SAN JUANES, EL TEATRO JUAREZ, ENTRE OTRAS QUE HERMOSEAN NUESTRA CIUDAD CAPITAL Y LO HACEN RECORDAR.
·        DON GASTON VIVES FUE EL PRIMER MARICULTOR EN TODO EL MUNDO EN LA EPOCA DEL AUGE PERLERO EN LA PAZ...LAS PERLAS MOTIVARON EL DESCUBRIMIENTO DE ESTA HERMOSISIMA TIERRA POR ACCIDENTE, POR FORTUN JIMENEZ Y LUEGO POR HERNAN CORTÉS  Y SE FUE TEJIENDO LA HISTORIA Y LA LEYENDA DE ESTA BELLA Y LEGENDARIA PENINSULA.
·        DON GASTON VIVES INTRODUJO A LA ISLA DE ESPIRITU SANTO LAS CABRAS Y LAS LIEBRES PRIETAS PENSANDO EN EL BENEFICIO DE LAS PERSONAS MAS MARGINADAS, PESCADORES Y GENTE DEL CAMPO; CABRAS LAS QUE HAN ALIMENTADO DURANTE MAS DE UN SIGLO Y NADA LES HA PASADO A LAS ISLAS.
·        POR SUS MERITOS Y DESTACADA LABOR, LA ACTUAL CALLE TOPETE LLEVO SU NOMBRE...GASTON J. VIVES... ¿POR QUÉ SE LO CAMBIARON?


Las perlas en La Paz se dieron en abundancia y los naturales de estas tierras las utilizaban para adornarse, para ellos no tenían valor alguno, y desde su descubrimiento por el extranjero en el siglo XVI y debido a la sobre explotación se fueron agotando, y al finalizar el siglo XIX, al principio del XX el científico Don Gastón Vivés inventó el proceso para el cultivo de las perlas a gran escala, fue el primero en su género en todo el mundo en aquella época...tenía concesionada la Isla de San Gabriel en Espíritu Santo, donde había montado los criaderos de perla, con tecnología de punta donde trabajaban alrededor de 500 hombres.

Don Paz Gutiérrez respetable señor de la tercera edad, dice que le contaba “el tata”, Don Panchito Menoy, entre otras muchas anécdotas, de su experiencia como trabajador de Don Gastón Vivés en la Isla San Gabriel, que en aquel centro de trabajo en la industria perlera, había dos venados de mascota, muy mansitos, y que se acostumbraba que llamaban a los trabajadores para entrar y salir de las actividades con un enorme caracol, así como también para que se formaran a una ventanilla para recibir la ración de comida, entre las que les daban entre otras cosas, galletas marineras y café...y que al escucharse el sonido del caracol los primeros en formarse junto a la ventanilla eran los venados para recibir su ración de galletas marineras.

Añadió Don Paz con añoranza que Don Panchito Menoy a quien estimó tanto se expresó de Don Gastón que fue una persona honorable, muy inteligente, justo con sus empleados y gobernó durante sus largos periodos en la Presidencia Municipal con alta responsabilidad, sentido humano y social. Dice Don Paz que no se explica por qué le quitaron el nombre de Don Gastón a una calle de La Paz, que no se vale; que las nuevas generaciones deben saber quién fue Don Gastón Vivés y cuál fue su obra que engrandeció el territorio de Baja California sur y ahora Estado dándole un reconocimiento internacional como científico mexicano, sudcaliforniano, inventor del proceso de reproducción en las perlas de gran escala, y que se ha perdido en la historia y quién fue Don Gastón Vivés, quien además de científico fue un empresario visionario, agricultor, comerciante, destacado político y funcionario público así como ejemplar padre de familia, terminó diciendo el joven de la tercera edad.





Don Gastón J. Vivés está unido a la historia y la leyenda de esta hermosa tierra peninsular nació en La Paz en 1855 sus padres de nacionalidad francesa fueron Don Juan Vivés y Marie Annie Goriux, su único hermano Edmond contrajo nupcias con la señorita María Balarezo naciendo dos hijos Edmond Y Graziella; Don Gastón se casó con Doña Mercedes Lucero, y los bendijo Dios con dos hijos; Juanito y Gastón. El 18 de Julio de 1914, por envidia y por cuestiones políticas fue destruida por Cornejo, su gran obra perlífera instalada en la Isla de San Gabriel, obra que por más de diez años fue la principal de fuente de trabajo para más de 500 hombres y que con la producción industrial de la perla a gran escala el futuro de Sudcalifornia hubiera sido otro.

Don Gastón Vivés falleció en esta hermosa ciudad de la Paz en 1939, y en ese mismo año murieron también misteriosamente todas las ostras perleras en sus mantos acuíferos...y nació y vivió donde ahora es el Hotel Perla...ironías del destino.

*Información proporcionada por la señora Manuela Yolanda Vivés, y el señor Reyes Barrón Bustamante, e investigaciones personales con gente mayor del pueblo.

…Por el placer de escribir…Recordar…Y compartir…



*Esta crónica fue publicada hace más de 15 años en el periódico sudcaliforniano, revista compás, en el programa de radio contacto directo XENT radio La Paz*






martes, 30 de mayo de 2017

LA PAZ QUE SE PERDIO.
POR MANUELITA LIZARRAGA.
“AQUELLOS MARINOS...INTREPIDOS HOMBRES DEL MAR. DE AYER Y DE HOY”.

  • EN HONOR DEL LEGENDARIO E HISTORICO ESCRITOR Y PERIODISTA FERNANDO JORDAN…QUIEN EN SU BARCA EL URANO PALMO A PALMO LEVANTO CRONICA DE TODA LA PENINSULA…LEGANDONOS UN LIBRO MAS…”EL MAR ROXO”.

            El ejemplar trabajo diario de nuestros hombres del mar del ayer y de hoy, su valor y sacrificio, son los mejores ejemplos en los que la juventud deben abrevar diariamente para fortalecer sus acciones y su espíritu y son también el mejor ejemplo para los marinos de hoy, que portan con dignidad y gallardía los uniformes y las insignias en defensa de Nuestra Soberanía Nacional. Vaya pues, como un sencillo homenaje esta modesta crónica del recuerdo,  con la figura de afamados barcos y hombres temerarios que se enfrentaron a diversos sucesos, y fraguosos embates ciclónicos, iluminados quizás con la luz de San Thelmo, a través de la historia náutica en nuestros mares peninsulares. También un recuerdo para aquellos hombres que encontraron en el fondo de los mares su eterna mortaja.
            Ellos...los hombres intrépidos...los Guaycuras, Coras y Pericues, eran libres como el viento...en su rústica balsa construida por ellos mismos, con tres, cinco o siete troncos de corcho amarrados fuertemente con cordeles de pita, retaban las embravecidas olas en busca del alimento diario, así como de las perlas que para ellos no tenían valor alguno y las utilizaban solo para adornarse...perlas que fueron descubiertas por Fortun Jiménez y su tripulación compuestas por 38 marineros cuando después de dar muerte al capitán Becerra, por accidente, en el barco “La Concepción”, en el año de 1534,  ante el estupor de los naturales llegaron a esta  hermosa bahía de La Paz, la Isla de las Perlas para ellos, despertando su codicia y bajos instintos, violando a las mujeres californianas lo que motivo el enojo de los guaycuras matando a los primeros 20 europeos, logrando salvarse 18, entre ellos el joven marino Francisco Preciado quien llevo algunas perlas, y las noticias a los europeos, despertando el interés y la codicia de Hernán Cortes.
            Para los californios legítimos dueños de estas tierras, fue fatídico aquel 03 de mayo de 1535 que arribaron a La Paz tres navíos: El Santa Ageda, El Santo Tomas y el San Lázaro, comandados por el ambicioso y cruel conquistador Hernán Cortes, quien después de abordar una barca de seis remeros, piso tierra californiana en un asoleado mediodía tomando posesión de la Santa Cruz dando como señal con su espada en la tierra y en los arboles que allí se encontraban, levantando el acta el escribano de su majestad, Don José de Castro. En 1565 fue inaugurada la línea marítima Manila Acapulco bajo la dirección del fraile Agustín Andrés de Undaneta quien estableció la ruta mas apropiada para los galeones de Filipinas, inaugurando el primero de los galeones llamado El San Pablo. Desde esa fecha mil barcos surcaron los mares el mismo camino durante más de 250 años. La ruta recorría de Manila a las costas de América hasta los 40 grados y de allí descendía hasta los litorales de la Nueva España para terminar en Acapulco.
            Después, atraídos por sus perlas y sus riquezas se lanzo a la conquista de esta perla tan bella, la tierra California, una muchedumbre de alucinados, muchos de ellos, marinos de renombre, como Fernando de Alarcon, Francisco de Ulloa, quien naufragó en Malarrimo perdiéndose para siempre; Juan Rodríguez Cabrillo, Juan de Iturbe Vázquez de Coronado, Sebastián Vizcaino y Otondo de Antillon y Francisco de Ortega entre otros. También inundaron nuestros mares piratas holandeses, los pichilingues que tenían como base la bahía que lleva su nombre Pichilingue, con sus leyendas de piratas, tesoros y aparecidos el legendario pirata que asolaba nuestros mares y que ocultaba sus tesoros en paredones y en las blancas arenas de la bahía transportando su galeón con el aire fresco de la tarde, que dio origen al tradicional nombre del aire del Coromuel...los corsarios ingleses Francisco Drake y Tomas de Covendish, quien un 14 de noviembre de 1587, después de una paciente asechanza, abordó, saqueó e incendió en aguas de Cabo San Lucas el galeón mas poderoso de la Flota Española “El Santa Ana”, que navegaba cargado de riquezas procedente de las islas Filipinas en su ruta hacia Acapulco, matando 190 españoles y salvándose otros 190 pasajeros, entre ellos el almirante Sebastián Vizcaino quien con la ayuda de los sobrevivientes y algunos pericues lograron apagar lo que quedaban del barco incendiado, lo repararon y después de 3 meses pudieron regresar a su tierra llevando las malas nuevas.
            Este incidente motivó que el rey Felipe ll, ordenara que se artillara en algunos puntos estratégicos de la península, comisionando para efecto al almirante Sebastián Vizcaino quien al llegar a este puerto de La Santa Cruz, quedo extasiado con la belleza y tranquilidad de sus aguas, sus peces, sus perlas y las muestras de júbilo con que lo recibieron los naturales, motivo por el cual le dio por nombre a esta tierra LA PAZ. Transcurrió mas de siglo y medio para que se iniciara la colonización formal de la california, y en tal acontecimiento figuran los 3 navíos, La Capitana, limpia Concepción; La almiranta Señor San José y San Francisco Javier conducidos por el almirante Otondo y Antillon quien transportaba al precursor de la conquista californiana, al padre Eusebio Kino con el estandarte de la virgen de Guadalupe, dos religiosos mas y 24 marineros, de quienes al pasar por la Isla San José se quedaron sorprendidos, ya que le salieron al paso a nado, unos indígenas y abordaron la embarcación y le hicieron reverencia persignándose a la imagen de la Virgen de Guadalupe y la Cruz.
            En octubre de 1697, llega a Loreto en el navío El Santa Elvira el padre Juan María de Salvatierra, el conquistador espiritual. Entre la tripulación que venían con el, además de don Esteban Rodríguez Lorenzo seis de ellos eran connotados marinos. Muchos años navegó el Santa Elvira en nuestros mares, y aunque ni de su casco ni su velamen quedan señales, si en la memoria de todos los peninsulares debe estar presente el espíritu del venerable buque insigne del soldado misionero, así como en todas las islas, en todas las bahías, en todos los puertos, en todas las radas de nuestra media península. Suceso imborrable en las paginas de nuestra historia, según el profesor Jesús Castro Agúndez en su libro “Historia de Baja California”,  lo es también la construcción del primer barco en La Paz, por don Francisco de Ortega; quien después de bautizar algunas islas, naufragó en la bahía desvaratándose la embarcación, y construyó aquí en La Paz otras con maderas de la región para continuar navegando; en 1709 los piratas ingleses con una flotilla capitaneada por Wooders Rogers, asaltaron los galeones de Manila en Cabo San Lucas y se apoderaron del barco español Nuestra Señora de la Encarnación, y se quedaron acechando al otro galeón, El Begonia, de 900 toneladas quien con sus poderosos cañones hicieron huir a los piratas, llevándose el bergantín Encarnación, y el que luego fue rebautizado por los piratas como “Batchellor” y fue su primer piloto Alejandro Selkir, Robinson Krusoe, el que llegó a La Paz en ese mismo año después de que fue abandonado por los corsarios frente a las costas de Chile, en la isla de Don Juan Fernández, donde vivió años en contacto con la naturaleza y en compañía de un negro; el segundo barco construido de forma cálao en el heroico Mulegé, con maderas de la región “El Güéribo” y mezquite por el atlante e industrioso maestro y apóstol jesuita Juan de Ugarte resultando una magnifica embarcación mejor que todas las otras que habían navegado en el Golfo de Cortés y a la que bautizo con el nombre de “TRIUNFO DE LA CRUZ”, por que la botó al agua el 14 de Septiembre de 1720 día de la exaltación de la santa cruz, y en la que navegó el padre Ugarte en Varios viajes de exploración hasta el río Colorado con la finalidad de constatar si la California era isla o península. Y navego así mismo a La Paz junto con el padre Jaime Bravo y por tierra desde ligui el Padre Guillen para fundar la misión de Nuestra señora del Pilar de La Paz en Noviembre de 1720. En otro tiempo, hubo en Loreto un departamento de Marina con una balandra servida por 22 marineros, dicha embarcación conducía los periódicos y correspondencia de la época. Hasta la expulsión de los jesuitas en 1768, se construyeron 4 barcos en la península. Vaya pues para estos misioneros un rendido homenaje que nos trajeron a estas tierras californianas además del evangelio, la cultura, entre otras cosas, las vías de comunicación marítima y terrestre. De 1750 a 1760 ocurrió el primer levantamiento agrario en la península. Los indígenas de la misión de Santiago exigían que se les entregaran las tierras alegando que ellos las habían abierto al cultivo y les correspondía su usufructo. Se apoderaron de un barco, cruzaron el golfo y una vez en tierra los aprehendieron.
A raíz de la expulsión de los misioneros de los dominios españoles en el barco La Concepción, se establece en California el sistema político gubernamental y se abren comercialmente al mundo las rutas marítimas de la entidad. Testigos fueron los barcos holandeses que regresaron ya no en plan de bucaneros, sino armados para el buceo de la concha madre perla. También los buques moscovitas que cargaban sal para sus establecimientos de Alaska; veleros escandinavos a la captura de las ballenas que casi las exterminan; traficantes de pieles de morsa y lobos marinos; navíos europeos que transportaba el cobre de las minas del Boleo en Santa Rosalia...grandes embarcaciones horchilleras, procedentes del viejo continente que arribaban a las costas de Bahía Magdalena al acaparamiento de miles de toneladas de la planta parásita, la orchilla, de la cual extraían la pintura para teñir de púrpura, las vestiduras reales y eclesiásticas. ¡Sudcalifornia mía, cuanto te saquearon! Con las vergonzosas concesiones extranjeras y entreguistas sin dejar contribución alguna para nuestra nación! Cuidado con las concesiones extranjeras, antes de concederlas conozcan nuestra historia, y las fallas que tuvieron los contratos que hicieron en el pasado y que tal parece se están repitiendo, al pasar de dueño en dueño tierras y mares.
            Cabe destacar, que en 1769, llegó a La Paz desde París, en el galeón de Manila una expedición de científicos con el objeto de observar el paso de Venus por el disco del sol, tal acontecimiento ocurrió el 03 de junio del año mencionado, y uno de los científicos el Abate Jean Chappe, enfermó contagiado de las enfermedades que azotaban en la región y falleció siendo sepultado en San José del Cabo. Los barcos “El Auracano” y “El Independencia” en 1822, atacaron San José del Cabo y Loreto quienes sufrieron la matanza y saqueo de estos feroces piratas ingleses, encarnizados enemigos de los españoles, una tentativa más de apoderarse de Baja California. Huyeron el gobernador, los misioneros y los principales vecinos hacia Comondú después de encargar el mando militar al alférez José María Mata quien al frente de 15 hombres con gran valentía rechazo a los piratas y rescato parte del botín que habían hecho los asaltantes y después de tenaz lucha los extranjeros huyeron en el Auracano. Aprovechando el valiente José María Mata para ese 7 de marzo de 1822 proclamar la Independencia en Loreto acompañado del Alcalde Juan Higuera y de los vecinos.  Por esos álgidos años, se empezó a poblar La Paz, y Don Antonio Ruffo Battaglia de oficio panadero, ya surcaba estos mares peninsulares en su barco El San Antonio...en 1830 se abrió el puerto de La Paz con la aduana marítima, y su fondeadero, que fue el repunte comercial y económico del territorio.
            Otra tentativa de apoderarse de Baja California en Septiembre de 1846 cuando se presentaron barcos enemigos en La Paz enarbolando la bandera norteamericana ante la cobardía del jefe político Francisco Palacio Miranda lo que sorprendió a los habitantes de la época, pero luego luego surgiendo el espíritu de defender el suelo patrio, se reúnen en Febrero de 1847 en el real de Santa Anita nombrando jefe político a don Mauricio Castro, hombre del mar, destacado en la política y por su patriotismo en la defensa del suelo peninsular y la soberanía de México.
            El 29 de marzo de 1847 arribo en San José del Cabo la Corberta Ports Mouh sometiendo a las autoridades, impuso la rendición del pueblo y sus bienes para los Estados Unidos haciéndoles jurar neutralidad hizando la bandera de su país y lanzando un manifiesto esclavista. El trece de abril el mismo barco atraco en La Paz y fueron apresados unos cuantos barcos pequeños. Enterados el gobierno de México de la traición de Miranda designo comandante principal en Baja California al capitán Manuel Pineda quien con unos cuantos oficiales y rancheros muleginos defendieron la península de los americanos que llegaron en las fragatas Dale y Libertad el 02 de octubre de 1847 haciéndoles correr vergonzosamente. Durante la guerra de 1847 con ayuda de mexicanos traidores y que termino hasta el siguiente año inundaron los mares del golfo de California diversos barcos europeos, entre ellos ‘El Ohio’ que transportó a la alta California a mas de 300 personas vende patrias, a la cabeza iba el coronel Palacio Miranda el Juez de primera instancia y el vicepresidente de las misiones.
            Otro ataque filibustero sufrió La Paz en 1853 por el pirata William Walker en el Barco La Carolina quien al desembarcar procedió a aprehender al jefe político Espinosa quien también de una manera cobarde y entreguista reaccionó, y se posesionaron de las oficinas públicas llevándose los archivos y nuevamente el capitán Pineda y los habitantes de La Paz atacaron a Walker hasta con palos, arpones y piedras, causándole seis bajas al enemigo, y retirándose Pineda y su gente por falta de parque. El seis de noviembre de 1853, entro a La Paz un buque filibustero que llevaba a bordo al coronel Juan Climaco rebolledo ignorando este lo que pasaba cayo en poder de los filibusteros. Después de arduas batallas los sudcalifornianos lograron sacar huyendo nuevamente a los extranjeros que intentaban una vez mas apoderarse de esta península. En 1855 hubo otro intento de apoderase de La Paz ...dos barcos norteamericanos el “archibal Grace” y “rebeca Adams” así como una balandra mexicana al mando de Juan Napoleón Zerman los barcos iban tripulados por 85 hombres, todos extranjeros excepto uno que era mexicano, venían armados hasta los dientes y traían dos cañones. Con engaños querían desembarcar en tierra, pero el capital Cristóbal Llanuza y el gobernador Blancarte no se lo permitieron. El recuerdo del pirata Walker estaba fresco en la memoria de los habitantes de La Paz y fueron rechazados a cañonazos, rendirlos, encarcelarlos y regresarlos a juicio a Mazatlán. Los barcos y demás bienes fueron confiscados y puestos a la venta lo que alivio de alguna manera la pobreza que había en Baja California Sur después de las guerras de 1847 y de tantos ataques. En 1865 La Paz fue invadida por los franceses, interviniendo en su defensa de nuestra soberanía, el General Manuel Marquez de León y Don Clodomiro Cota, entre otros héroes sudcalifornianos.
            Ahora, es diferente, aquellos hombres idealistas, bragados, defensores de nuestra soberanía duermen el sueño de los justos...ahora estamos invadidos silenciosamente a través del billete verde que compra conciencias. Sino, un vistazo a los Cabos y a la mayor parte de la península en las playas más bellas y donde los mexicanos no tienen accesos y hasta con perros y a punta de balazos son sacados, y lo que es peor, los edificios antiguos están cayendo en manos de los extranjeros... ¡que tristeza ya se murió don Idelfonso Green y tantos héroes sudcalifornianos! Los primeros barcos de vapor construidos en la época del porfiriato, en las costas del océano pacifico y del golfo de California, lo fueron el Mavari y el precursor fabricado por los señores Don Alejandro Abaroa, aguerridos capitanes de los siete mares, y carpintero de rivera, así como sus hijos Juan y José, perdurando hasta la fecha por mas de cinco generaciones el astillero Abaroa. El Mavari, así como la bonita formaron parte de la escuadra revolucionaria que rescató a La Paz y al entonces territorio del régimen huertista, y que fue sustituido por un gobierno de perfil Maderista. En la época revolucionaria, navieros paceños como don Eduardo Labastida y Fernando Moreno tomaron parte activa en dicho movimiento popular con su barco el Culiacán que fuera cañoneado en desigual combate por un ataque huertista, pero los citados armadores, fieles siempre a la causa del pueblo, lejos de abandonar la empresa adquirieron otro navío para continuar en la lucha, llamándolo el Francisco I. Madero.
            A partir del triunfo de la revolución se intensifica el enlace peninsular al macizo continental con la presencia de aquellos históricos barcos mercantes que surcaron los siete mares guiados por las estrellas y por la brújula, que apoyados por naves de la armada de México, y teniendo su base en este puerto fueron durante años la única vía de la cual recibíamos víveres y productos diversos para nuestra supervivencia así como informaciones y noticias de allende del mar de cortes. Además de que se fue poblando la península de lindas gentes de Sonora, Nayarit, Sinaloa y hasta del extranjero uniendo sus costumbres a las nuestras contribuyendo al engrandecimiento y desarrollo cultural, político social y económico de esta entidad. Aquellos barcos inolvidables que con sus inconfundibles pitidos anunciaban su llegada inundando de alegría a los habitantes de La Paz, el Sonorita, el Progreso, El Raúl, el churruca, el Don Lorenzo, el tornado, el santa teresa,  el Blanco, El san Antonio, el don Lorenzo, El Araguan, el san Luciano, el Progreso, el Edna Rosa, el Viosca, el Arturo, Los corrigans, el Estrella Costera, El Anita, El Spruce,  El Providencia, El Magallanes, El Salvatierra quien transporto a mas de 300 familias procedentes de acambaro Michoacán en 1942 para fundar el valle de Santo Domingo, María Auxiliadora concretamente. Un homenaje también a todos los pescadores de los tradicionales barrios El Manglito y El Esterito y de toda la península...así como a Don Pilar Carballo “Don Pilarillo” que navegaba en todos los puntos intermedios de la península en su barcaza el “Kino” con la fayuca de intercambio de mercancías como panocha, tequila, azúcar de terrón, petróleo, granos y semillas, hilos, botones, hilazas, veladoras, elaboradas en la fabrica de don Ramón Briseño, por la vía marítima en las comunidades de Los Dolores, la Soledad, Angel de la Guarda, San Evaristo, El burro, San Juan de La costa, etc., así como incursiono también en las armadas perleras y la pesca del tiburón.
Recordar con gratitud también a aquellos aguerridos capitanes que dirigieron los mencionados buques, y que hicieron historia en el Golfo de California: José María Rivera, Florentino Angulo Amador, Guadalupe Gómez Llanos, Luis Hernández Sandoval, Manuel Meza, Carlos Murillo Corral, Eduardo García López, Felipe Armas, Don José Petit, Gumercindo Robinson, Raúl Tapiz, Ramón Ganelón, Miguel García, Rosendo Robles, Adolfo Romero El yofo, Macario y Teodoro Agruel, Santiago y Lorenzo Romero, Salomé Flores, Amado Castillo, Alberto Higuera, Extrulfo Peña, Lázaro Acuña, Pablo Romero, Juan Martínez, las familias Meza y Murillo de Santa Rosalía que tripularon los Corrigans II, III, y IV y Don Francisco rivera entre muchos mas que escapan a la memoria. Justo es recordar también a Don Lencho Sánchez con su puesto de chocomiles, raspados y campesinas, que fue muy importante para los trabajadores en el movimiento de cabotaje de la época así como el Güero Gilberto de la Torre del Vigía, y a los carretoneros que movían las mercancías de carga y descarga. Inolvidable es también que forman parte del folklor sudcaliforniano, la popular doña Marianita, el popocha, el chunique,  etc. El 14 de noviembre de 1964 fue un cambio trascendente en La Paz inicia el supuesto progreso y se acabo para siempre el movimiento en el muelle fiscal quedando la Torre del vigía con su campana y gallardetes en silencio...toda una época de la marina mercante, y el cabotaje que fue el puntal del progreso en Baja California Sur a través del muelle fiscal desde la segunda década del siglo XVIII hasta 1964, en que llegó el primer transbordador a La Paz “La Paz” inicio de la decadencia en cuanto a valores, el arribo gente de todas partes con sus costumbres y conocimientos, el negocio de la fayuca, el boom comercial, se empezó a sentir la delincuencia y a llenarse las cárceles y poco a poco se acabo aquella tranquilidad...la gente ya no dormía en las banquetas con las puertas abiertas. Al transbordador La Paz le siguieron el Díaz Ordaz, El Benito Juarez, El Puerto Vallarta, El Mazatlán, El Coromuel, El Loreto, El Azteca y El Guaycura, barcos que según la federación eran para el pueblo sudcaliforniano y que ya se vendieron como se han vendido tantas otras cosas.  En 1990 por un tiempo funcionaron los catamarán en el muelle fiscal, pro dejaron de funcionar por inoperantes, inversión hecha por don Isidro Rodríguez Ruiz. En 1991 llego el transbordador Kass Kristina, pero en igual forma ya no funciono. El 19 de septiembre de 1991 llego el barco de carga para contenedores al muelle de altura de Pichilingue, después de un año se retiro por falta de carga.
            En 1997 nace la Administración Portuaria Integral de BCS, SA de CV, empresa concesionaria del Gobierno Federal para administrar y operar los puertos del Estado. Los resultados están a la vista. Se abre el cabotaje en el Puerto de Pichilingue con los puertos de Lázaro Cárdenas y Manzanillo. Se consolidan las rutas entre La Paz con Mazatlán, Topolobampo y Guaymas. Llegan nuevas navieras como Baja Ferris con sus buques tipo roro; navieras turísticas arriban en el invierno en sus buques desde Alaska, navegando en aguas nacionales desde el puerto de San Carlos hasta el de Santa Rosalía; al puerto de San Carlos arriban grandes buques mercantes a la carga de productos agrícolas a granel, carga general y contenerizada, ya que este puerto es el segundo en importancia en la costa occidental de la península. Es puerto alterno a la flota pesquera de altura más importante del país, la atunera y la de pez espada, de donde zarpan a la mar vía la pesca, después de descargar y avituallarse. El puerto de Cabo San Lucas acantona a la flota de pesca deportiva más grande del pacífico (americano y asiático). A los puertos de San Juan de la Costa, Isla San Marcos y Santa María arriban buques del porte de las 50.000 toneladas o más, a la carga de granel, mineral, fosfórica y yeso principalmente.  
Muchas felicidades a todos aquellos hombres del mar de ayer y de hoy.

…Por el placer de escribir…Recordar…Y compartir…


*Esta crónica fue publicada hace más de 15 años en el periódico sudcaliforniano, revista compás, en el programa de radio contacto directo XENT radio La Paz*



viernes, 26 de mayo de 2017

LA PAZ QUE SE PERDIÓ
POR MANUELITA LIZÁRRAGA.

“CALIFORNIA NACIÓ DE UN SUEÑO…ASI NACIÓ Y FUE CALIFORNIA”

  • ·         SE ENGENDRÓ EN UN SUEÑO DEL INTREPIDO NAVEGANTE…CRISTÓBAL COLON.
  • ·         CRECIÓ EN LA LEYENDA DE ESPLANDIAN.
  • ·         MONTALVO DIÓLE EL NOMBRE DE UNA TIERRA DENEMIGA DE ROLANDO.
  • ·         SUPIERON DE ELLA CORTÉS Y NUÑO DE GÚZMAN
  • ·         DESCUBRIÓLA FORTÚN JIMÉNEZ
  • ·         ALARCÓN BAUTIZÓLA CON EL NOMBRE DE LA LEGENDARIA CALIFORNIA PARA RIDICULIZAR A CORTÉS.



(Muerto está mi sobrino que conquistó tantas tierras
Y ahora los sajones se rebelaron contra mí
Y los húngaros y los búlgaros y tantos otros
Los romanos, los de pulla y los de Palermo
Y los de áfrica y los de california)

Canción de Rolando siglo XI

En los siglos, aquellos en que Cristóbal colon se lanzó en la aventura con sus tres carabelas “la niña”, “la pinta” y “la santa maría” al descubrimiento de América lo que al final logró al descubrir el continente que completaba y daba forma al planeta no se sintió del todo satisfecho. No le importaba mucho, al parecer, que el encuentro de América fuese infinitamente superior a su idea original de hallar otra ruta hacia las indias. Ante tal descubrimiento y a pesar de su entusiasmo colon se sintió quizás descorazonado. No es que restase importancia a su obra, ni la fabulosa fortuna de las nuevas tierras. Lo que pasó seguramente en el ánimo del gran almirante, fue algo más ambicioso y complejo. Ante el inmenso continente que ponía a los pies de los reyes católicos, se dijo: “esto no es sino el principio”,…y dejó correr su imaginación, díose a soñar… soñar… y soñar con mejores descubrimientos, con nuevas tierras de mayores riquezas… a su ambición a la potencia de su imaginación, no bastaba el descubrimiento de América.

Y POR ESO INVENTÓ CALIFORNIA.
Dice el gran periodista, antropólogo, escritor y poeta Fernando Jordán Juárez en su maravilloso libro “El otro México”, que Cristóbal colon cuando la menciona en la relación de su primer viaje, no tiene nombre aun, ni señala ruta para encontrarla. Como estaba soñando, habla solamente de una isla fantástica habitada por mujeres; mujeres armadas de arcos y flechas, a las que en determinadas ocasiones visitan los hombres. A ella refirióse únicamente una vez; sin embargo, cinco años más tarde habría de mencionar “que navegaba cerca del mismísimo paraíso terrenal. Si la isla de las amazonas y el paraíso cercano eran lo mismo, nadie podría decirlo, porque el señor de  los océanos no indicó entre ellos conexión alguna.
TAMPOCO NADIE ALCANZÓ SUS PLAYAS Y SUS DELICIAS, PORQUE TALES TIERRAS FUERON FRUTO DE SU IMAGINACIÓN”
Y continua la excelente pluma de Fernando Jordán diciendo que: quien a manera de burla despiadada, díoles nombre y sitio en el mapa mundial de aquella época fue un florido escritor de la villa española de medina del campo: el virtuoso caballero Garci Ordoñez de Montalvo. Al recoger con su fantástica pluma la antigua y popular leyenda del amadis de gaula, Montalvo quiso agregarle algo de su propia cosecha y escribió a manera de epilogo: las sergas de esplandian. En las sergas la tierra imaginada por Colon sírveles a las mil maravillas; le da forma, le encuentra lugar. Y finalmente la bautiza. Desde entonces, esa desconocida e inabordable isla de las amazonas habría de llamarse…
C A L I F O R N I A.
El nombre por lo demás no era nada Nuevo, Montalvo lo encontró al leer la canción de ROLANDO siglo XI.
(Muerto está mi sobrino que conquistó tantas tierras
Y ahora los sajones se rebelaron contra mí
Y los húngaros y los búlgaros y tantos otros
Los romanos, los de pulla y los de Palermo
Y los de áfrica y los de california)

Canción de Rolando siglo XI.

Sabed, dice, el poeta: “que a las diestras manos de las indias hubo una isla llamada CALIFORNIA, muy llegada a la parte del paraíso terrenal, la cual fue poblada de mujeres negras, sin que algún hombre entre ellas hubiese, que casi como las amazonas era su manera de vivir… la ínsula en si la más fuerte de rosas y bravas peñas que en el mundo se hallaba; las sus armas eran todas de oro, y también las guarniciones de las bestias fieras, en que, después de las haber amansado cabalgaban; que en toda la isla no había otro metal alguno… en esta isla CALIFORNIA llamada, había muchos grifos… así fue como el sueño del gran navegante Cristóbal colon se convirtió en leyenda.
Dice Jordán, luego saltaron otras lucubraciones paralelas. Algún soldado de cortés y hasta el propio Nuño de guzmán supieron de la isla sin recurrir a la lectura de las sergas, y de ello dieron cuenta al rey. A caso ni ellos mismos creyeron en su existencia, puesto que la historia nos relata expediciones para buscarla; pero por un cuarto de siglo permaneció…
CALIFORNIA ENTRE EL ENSUEÑO Y LA LEYENDA…FLOTANDO EN ALGUNA PARTE DE LOS MARES DE LAS INDIAS Y EN TODOS LOS OCÉANOS DE LA DUDA.
A CALIFORNIA, nadie la vio jamás, y cuando Fortún Jiménez puso pie en ella, en la tierra que más tarde se llamaría CALIFORNIA, no supo identificarla. La real CALIFORNIA ni era isla, ni estaba habitada por amazonas ni tampoco en ella las mujeres amansaban grifos. En cuanto a sus riquezas por mucho tiempo permanecieron ignoradas.
Cortés mismo la conoció una vez que termino la conquista de México, pero tampoco la relaciono con la isla imaginada, y por eso no fue el quien llamo la CALIFORNIA. Fue un burlón enemigo suyo a quien un escritor identifica con Alarcón; quien bautizo a esa tierra con el nombre encontrado en la lectura de las sergas. Hizo tal para ridiculizar a cortés, para justificar sus escasa habilidad de no haberla encontrado durante un viaje dirigido por el a pesar de que la nueva tierra habían dado fe y seña los hombres de Fortún y el propio conquistador.

…ASÍ NACIÓ Y FUE CALIFORNIA…
  • ·         SE ENGENDRÓ EN UN SUEÑO DE COLON.
  • ·         CRECIÓ EN LA LEYENDA DE ESPLANDIAN.
  • ·         MONTALVO DIOLE EL NOMBRE DE UNA TIERRA ENEMIGA DE ROLANDO.
  • ·         SUPIERON DE ELLA CORTÉS Y NUÑO DE GÚZMAN.
  • ·         DESCUBRIOLA FORTÚN JIMÉNEZ.
  • ·         ALARCÓN BAUTIZOLA CON EL NOMBRE DE LA LEGENDARIA CALIFORNIA PARA RIDICULIZAR A CORTÉS.
  •  

Después habrían de extenuarse con mil suposiciones todos los filólogos antiguos y modernos buscando la etimología de CALIFORNIA. Todas las investigaciones resultaron falsas.
CALIFORNIA COMO TIERRA, SALTÓ DE LA IMAGINACIÓN DE COLON A LA LEYENDA.
Y de está a la realidad descubierta por Fortún Jiménez. En cuanto a su nombre Montalvo lo encontró en la canción de ROLANDO XI. Y no hay más así lo dice el fallecido escritor Fernando Jordán.
Mejor dicho continúa diciendo, si hay algo más. Sobre CALIFORNIA pesó durante largo tiempo ¡y quién sabe si pese todavía! La influencia de la leyenda escrita por Montalvo. Los exploradores de sus costas, los fracasados conquistadores de sus tierras, los primeros buscadores de perlas, todos los que a ella se acercaron durante los primeros 150 años de existencia comprobada, nunca supieron a ciencia cierta cuál era la verdadera realidad de ese lejano país. Por siglo y medio CALIFORNIA quedó entre la leyenda y la verdad geográfica oscilando hacia la una o la otra según la objetividad o la imaginación de sus cronistas. Quienes de ella vieron solo sus áridas y las peligrosas costas, la pitaron inaccesible y miserable; quienes supieron de sus perlas y vieron los filones de oro tierra adentro, la describieron inmensamente rica. Unos la creyeron densamente poblada, otros espantosamente sola y desierta. CALIFORNIA, dice, fue y es hasta la fecha (1951) rica o pobre, bella o fea, inaccesible o acogedora, según el color del cristal con que se la mire. Fray Iñigo de abad, por ejemplo, uso para verla los anteojos de más rosado color que se haya conocido, y en su Magín dijo: “parece una ciudad tan populosa como manca, un reino como  el de axa, gran quibira y teguayo con sus casas de siete altos, sus naves con proas de plata y guarnecidas con altracanes de oro, cargados de ricas telas de china, y porque la vida del hombre es breve para gozar de tanta riqueza de hace correr un rio Jordán con el floridau la fuente de viminé en las islas de su nombre, para remozar con el baño de sus aguas.
Fray Iñigo por supuesto nunca estuvo en CALIFORNIA, y si Calafía reina de CALIFORNIA, según el decir de Montalvo, hubiera leído esta descripción hubiese suspirado de tristeza y envidia.
CALIFORNIA DUERANTE SIGLO Y MEDIO FUE CONSIDERADA ISLA Y NO LO QUE REALMENTE ERA…
P E N I N S U L A.

Esto se debe también a la leyenda. Sus descubridores, que no habían leído aun a Montalvo no sembraron la duda. Para ellos, CALIFORNIA era una larga faja de tierra que se desprendía del continente para abrazar un seno del pacifico. Pero los posteriores exploradores y viajeros de los siglos XVI y XVII trataron a toda costa de arrancarla “de las tierras de la florida” y hacer la isla. Para ellos, el golfo era un amplio canal por el cual quizá se llegaba al soñado paso del nordeste. ¿Y quién podría objetar que tal afirmación no fuera rescoldo de la leyenda de la isla de las amazonas?, yo lo creo así, dice Jordán, porque sé que nadie puede contradecirme y para mí, dice todo se debió a la influencia del cuento inventado por Colon. Así debieron comprenderlo quizás inconscientemente, Vizcaíno, Ulloa, Cabrillo, Porter y tantos otros que navegaron inútilmente buscando salida al golfo californiano. Debió de pasar mucho tiempo antes de que dos hombres, predicadores de la única leyenda justificable, unieran las tierras de CALIFORNIA al continente. Fueron ellos:
LOS PADRES JESUITAS KINO Y SALVATIERRA.

Por lo demás dice de la CALIFORNIA que fuera magia y realidad sobrevive una marcada característica. Hasta hoy (1951), la CALIFORNIA peninsular sigue siendo un desconocido país. Es verdad que ha sido totalmente explorado (que lo de CALIFORNIA no se ha visto es porque no vale la pena de un reconocimiento) y que en el borde fronterizo existen cuatro formidables ciudades; pero todos los viajeros inclusive los modernos parecen ignorarlo.
CALIFORNIA PAREC ESIEMPRE TIERRA INCOGNITA…
Y todos los que a ella llegan se lanzan a descubrirla. Es esta me decía (dijo) una gentil y sabia amiga, una vieja característica californiana. “En CALIFORNIA todos los redescubrimientos parecen originales”. Y acaso esta frase en mis labios (dice) sea la mejor disculpa por dedicarme a escribir este libro.
LA SOLUCIÓN A LA ENIGMA DE LAVOZ CALIFORNIA, CITA JORDAN, FUE ENCONTRADA EN 1862 POR EL LITERATO NORTEAMERICANO EDWARD EVEREST HALE…
…CALIFORNIA tierra incógnita…tierra de ensueño y de leyenda…

…Por el placer de escribir…Recordar…Y compartir…




LA PAZ QUE SE PERDIO
POR MANUELITA LIZARRAGA

“PROFESOR NESTOR AGUNDEZ MARTINEZ...LA CASA DE LA CULTURA EN TODOS SANTOS LLEVA SU NOMBRE”.


  • COMO UN HOMENAJE EN MEMORIA DEL AMERITADO E ILUSTRE MAESTRO.



            El anterior viernes 19 de Abril, la población de Todos Santos estuvo de plácemes y con ella todos los habitantes del estado de Baja California Sur con motivo del merecido homenaje rendido al maestro Néstor Agúndez Martínez...el alma de la cultura en Todos Santos; quien egresado de la Normal Campesina ha dedicado toda su vida a formar profesores de vocación comprometidos con la sociedad... “El Ruiseñor de Todos Santos” Néstor Agúndez es ejemplo y guía de muchas generaciones y jóvenes maestros que le han seguido las huellas en los surcos que ha ido dejando en el camino labrado desde las primeras letras hasta ampliar el horizonte cultural de todos los que se identifican con la gigantesca figura del profesor Néstor, a través de los tiempos en la cultura y las artes. Me es muy satisfactorio escribir algunos aspectos interesantes sobre la vida y obra de un maestro tan notable, hijo predilecto de nuestra tierra sudcaliforniana, Don Néstor Agúndez Martínez “El sonetista de Todos Santos”, maestro preclaro de generaciones ya maduras y de ese gran semillero que está atenta a incorporarse a la vida social del país...LA JUVENTUD.


            Desde el oasis tropical, denominado Todos Santos, la Cuernavaca sudcaliforniana, brota para la humanidad entera un manantial de frescura crónica, pintando el paisaje natural y cultural de nuestra tierra. Néstor Agúndez Martínez, el escritor, el narrador de cuentos, el sonetista, el reportero, el analítico e incansable luchador político y social, se eleva por entre el mar erizado de palmeras de ese trópico, y se transmuta en papel y tinta para reproducirse en el corazón y la inteligencia de aquellos quienes amamos la cultura. “LAS VOCES DE NESTOR...UN POETA UNIVERSAL”, titulada así la voluminosa tesis profesional conteniendo gran parte de la obra escrita del maestro Néstor Agúndez, que presentaron a la Escuela Normal Superior para obtener el título de licenciatura en educación media en el área de español las señoritas: María de los Ángeles Contreras Verdugo, Graciela del Carmen Ochoa Herrera y Rosa Elia López Cruz.

Gobernaba el territorio de Baja California Sur el señor Carlos M. Esquerro, cuando una fría mañana de invierno del día 22 de febrero de 1925, en el risueño pueblo de Todos Santos BCS, en el humilde y honroso hogar formado por los señores Benito Agúndez Manríquez y Margarita Martínez Sánchez, entre las morenas manos de la comadrona del pueblo nació a la vida el pequeño Néstor, llevando el viento el eco del fuerte llanto del niño por campos y serranías quedando su esencia en el ambiente todosanteño, como presagio de lo que él sería en el futuro: EL ALMA DE LA CULTURA Y LAS ARTES DE TODOS SANTOS. La infancia de Néstor transcurrió felizmente entre cañaverales, trapiches, molinos de cañas, panocha de gajo, melcochas y tantas cosas bellas de ese lugar de ensueño TODOS SANTOS. Cuando de la mano de Doña Margarita iba al párvulo,  el primero que fundó la ilustre profesora Rosaura Zapata en 1905, los inquietos ojos de Néstor quedaban fascinados al contemplar las carretas cargadas de caña, tirada por briosos corceles rumbo a los cinco molinos con sus trapiches que había en esa época y sobre todo por aquellos aromas.

Néstor realizó sus estudios primarios en la Escuela Melitón Álbañez No. 7, siendo su maestra de sexto año Columba Salgado Pedrín de quien guarda gratos recuerdos y a quien le debe el haberse recibido de maestro de primaria egresando de la Escuela Normal Regional Campesina en San Ignacio Baja California Sur, continuando sus estudios en el H. Instituto Federal de Capacitación del Magisterio, de donde egresó en 1957. Siendo alumno de tercer grado impartía clases de dibujo y danza regional a diversos grupos de la misma institución, titulándose con honores distinguidos, por la bravura y seguridad con que defendió su tesis profesional: “LOS PROBLEMAS MORALES DE LA COMUNIDAD Y LA ACCION DE LA ESCUELA”, tesis que fue integrada a la Dirección Educativa Federal en el Territorio de Baja California Sur como un documento de consulta. Néstor Agúndez, durante 17 años laboró como maestro de educación primaria en su tierra natal, Todos Santos, con el propósito de servir a su pueblo, promovió junto con otros maestros y profesionistas de la población, así como alumnos, la construcción de la Escuela Secundaria Federal “Educadores de Baja California” en la que fue subdirector donde impartió lengua y literatura española, dibujo técnico, danza, civismo, geografía, historia y modelado. Formó asimismo un grupo de teatro y un grupo de danza, y creó el taller de artesanías y pintura al óleo.

Con la finalidad de lograr una mejor superación tomó un curso de orientación de enseñanza audiovisual y en 1960  ingresó a la Escuela Normal Superior de Nayarit donde cursó la especialidad de Maestro en Lengua y Literatura Española, obteniendo su título con un alto promedio como maestro de maestro de lengua y literatura española, en 1969; así como realizó un curso sobre industrias agropecuarias, horticultura, relaciones públicas y humanas y de divulgación agropecuaria. Néstor  Agúndez se distinguió además por su espíritu de servicio social. En 1943, durante la visita a la población de Todos Santos del General Francisco J. Mujica, para recibirlo, organizó un magnifico festival actuado por los niños al aire libre, lo que agradó tanto al mandatario, que les ofreció construirles un teatro, lo que cumplió y fue así como se construyó el Teatro Manuel Márquez de León orgullo de todos los sudcalifornianos. Asimismo, el profesor Agúndez Martínez organizó una gira artística por varios poblados para recaudar fondos para la construcción de un hospital, con su propia compañía teatral integrada por jóvenes dinámicos de la población. Hospital que se logró, y a sugerencia de él se le puso el nombre del doctor Pedro Cota Domínguez. Participó activamente en la junta pro electrificación del pueblo de Todos Santos. Asimismo, promovió la fundación de la casa del estudiante, la cual dirigió durante 20 años de manera voluntaria y sin recibir sueldo alguno. Durante el gobierno del licenciado Hugo Cervantes del Río promovió la construcción de una cancha deportiva para los jóvenes del pueblo, lo que logró, ya que estaba por celebrarse el 25 aniversario de las olimpiadas territoriales.

El profesor Agúndez, gestionó ante el licenciado Ángel Cesar Mendoza Arámburo la construcción de la Casa de la Cultura en 1976, hasta 1996 que cambia de nombre transformándose en “EL CENTRO CULTURAL SIGLO XXI”, la que el profesor Néstor considera su máxima realización. Asimismo, integró y dirigió el Comité contra la Desnutrición Infantil, ahora DIF. Dentro de las actividades artísticas y  culturales, el profesor Néstor Agúndez Martínez se propuso desde que se inició como maestro en 1943, laborar voluntariamente como promotor y defensor de la cultura. Preparaba programas artísticos con los niños de las escuelas donde laboraba y los presentaba periódicamente en el teatro Manuel Márquez de León deleitando a los habitantes de su pueblo. Posteriormente pasó a laborar a la Escuela Secundaria “Educadores de Baja California”, donde tuvo mejores oportunidades para realizar labor artística y cultural y organizar un club de teatro y danza que él mismo escribió, montó y dirigió por muchos años sobresaliendo entre los plásticos literario musicales: HOMENAJE A LAS MADRES DEL MUNDO; la vida activa de nuestra escuela, homenaje a la canción mexicana popular, homenaje al maestro mexicano, homenaje a la bandera nacional, homenaje al soldado mexicano, homenaje a la niñez y juventud de México. Cuando laboró en la Ciudad de La Paz de 1944  a 1945 por las tardes asistía a la escuela de teatro que dirigía el maestro Hernán de Sandozeki, donde junto con la maestra Gloria Carballo, preparaban programas masivos los que presentaban los sábados en la Cancha del Cuartel Militar, dedicadas las funciones a las familias de los soldados. También llevaban estas presentaciones a las familias de los barrios de la ciudad.

            En septiembre de 1945, el profesor Néstor Agúndez regresa a Todos Santos donde se integra a la Escuela Primaria General Melitón Álbañez una vez más como maestro de tercer año, continuando con su labor social y cultural hasta su jubilación en 1993, después de 50 años en el servicio escolar. El sonetista de Todos Santos, nunca recibió capacitación como maestro de teatro y danza, y sin embargo, se las ingeniaba para montar obras de teatro, para crear sus propias coreografías; eran promocionados en su pueblo gran cantidad de espectáculos artísticos y culturales, aprovechando los espacios con que cuenta, así como más de 35 obras publicadas y ha colaborado en los órganos periodísticos...distribuía las revistas sucesos para todos; México al día y todos; colaboración en Excélsior en 1960; durante 12 años en Letras de Baja California; durante más de 30 años ha colaborado en diversas revistas y periódicos de La Paz de gran prestigio. El profesor Néstor Agúndez por su vocación y entrega de servicio ha sido merecedor a la medalla Rosaura Zapata, a la que renunció cediéndola a su maestra de primaria Columba Salgado Pedrín como un homenaje de admiración respeto y agradecimiento, porque a ella le debe el hecho de ser maestro; así como recibió más de 25 reconocimientos por todos sus méritos logrados en bien de los demás.

            Son incontables las participaciones del maestro Néstor en concursos literarios de los que ha salido ganador. Siempre ha logrado lo que se ha propuesto, rebasando las metas fijadas. Está agradecido de sentir la amistad auténtica de muchísimos seres humanos de diversas partes del mundo, amistad que valora, respeta y atesora con amor y afecto muy humano. Se siente feliz de contar con el cariño y respeto de los niños de las actuales generaciones que acuden al centro cultural siglo XXI proyecto que ha sido su máximo anhelo y lo va logrando poco a poco por el bien de nuestros niños y jóvenes, haciendo suya la voz del ilustre mexicano de todos los tiempos licenciado don  Benito Juárez “MI CONSCIENCIA ME DICE QUE DEBO AFRONTAR TODAS LAS DIFICULTADES”.

...¡felicidades preclaro maestro auténtico de vocación...hay mucho más que escribir sobre el profesor Néstor Agúndez pero el espacio se nos acorta!


Por el placer de escribir…Recordar…Y compartir…


*Esta crónica fue publicada hace más de 15 años en el periódico sudcaliforniano, revista compás, en el programa de radio contacto directo XENT radio La Paz*


martes, 23 de mayo de 2017

LA PAZ QUE SE PERDIO.
POR MANUELITA LIZÁRRAGA.
“DOÑA MARIA CONCHOUSO DE RAMOS, MUJER EJEMPLAR…QUE HIZO CAMINO AL ANDAR”.
·        ES PIEDRA ANGULAR DE HONORABLE FAMILIA EN LA PAZ; ASÍ COMO DE PRESTIGIADAS EMPRESAS DEL RAMO MUEBLERO Y HOTELERO.
·        MUCHAS FELICIDADES DOÑA MARY POR SU CUMPLEAÑOS… SE LE EXTRAÑA EN ESTA SU SEGUNDA CASA… LA PAZ.

Doña Mari, como cariñosamente le llaman sus clientes y amigos, con su estuche bajo el brazo repleto de joyería de oro de 14 quilates y con la seguridad de que ese día y los siguientes serían muy buenos para ella, caminaba por aquellas aún polvorientas callecitas de La Paz, tocando de puerta en puerta en los hogares de la gran familia sudcaliforniana, ofreciendo su valiosa mercancía en abonos, la que era muy apreciada y bien recibida por mujeres y varones de todas las edades, por su calidad y facilidades de pago en aquel añorado ayer de la década de los setentas…
Con la sencillez que la caracteriza, dijo Doña María de Ramos, que en el marco de un bello atardecer llegó a este hermoso puerto de La Paz un tres de julio de los años aquellos, acompañada de sus tres hijos: José Manuel, en la adolescencia y su brazo derecho en el negocio, así como por los más pequeños Luis y Carlos. Que el corazón se le llenó de gozo, al pasear su mirada contemplativa por las callecitas arboladas tan limpias, su gente de sincero y risueño rostro, de mirada transparente y afable; y pensó “De aquí soy”; y vino a su mente aquel dicho de su madre que siempre decía “En esta vida el que trabaja, se esfuerza y ahorra, puede llegar muy lejos”; y se dijo “en esta tierra de ensueño y de gente buena voy a llegar muy lejos”; y puso en ella toda su fe, su confianza y su esperanza; y con la ayuda de Dios, la de su esposo y su hijo José Manuel, trabajó muy duro logrando poner los cimientos de lo que ahora es el Grupo Ramos en La Paz.
Con añoranza continuó diciendo la respetable señora que La Paz es su casa y la ama profundamente así como a su tierra Galicia, España, donde nació; sus padres fueron Don Serafín Conchouso Terrazo y Doña Sara Antón Estévez; agricultores por tradición, formados en la Universidad de la vida y la ciencia de los mayores, muy trabajadores, con buenas costumbres y valores suficientes para darles un buen ejemplo, educación y formación integral a ella y a su hermana menor Avelina; que les enseñaron además a amar la tierra, labrarla, sembrarla y cosechar el producto con sus propias manos, alimento muy apreciado que cubría todas las necesidades en su hogar: hortalizas, frutas, legumbres, cereales; había ganado bovino y porcino, así como aves de corral; que su madre Doña Sarita era experta en elaborar el chorizo, jamón, tocino, vino, así como jabones entre una diversidad de cosas de la mayor excelencia.
Fue una vida muy hermosa al lado de sus padres y hermana en su infancia y juventud, dijo…y llegó el amor a su vida; una mañana de primavera  conoció al joven Manuel Ramos Terrazo, el que trabajaba con su familia quienes tenían un aserradero y exportaban la madera. Que después de un corto noviazgo apegado a las buenas costumbres, unieron sus vidas contrayendo matrimonio en el año de 1955 ahí en Galicia España; y Dios los bendijo con su primer hijo, José Manuel. Y con el propósito de superación por un mejor futuro, se trasladaron a la Cd. De México donde vivieron seis años y trabajaba Don Manuel en el ramo mueblero. Ahí nació su segundo hijo, Luis. Luego se fueron a la ciudad de Guaymas, Sonora, donde radicaron  cuatro años, trabajando en el mismo ramo; y ahí nació su tercer hijo, Carlos.
Pero Guaymas, dijo Doña Mari, es un lugar de clima muy caluroso y los niños se agobiaban mucho, y alguien les dijo que el clima de la cd de La Paz era un lugar maravilloso y virgen para trabajarlo y de gente buena. Que don Manuel se vino primero a La Paz, y quedó prendado de este bello puerto y le dijo: “No lo pienses dos veces, vente ya; esta tierra le da la bienvenida a quien quiere trabajar en ella”. Doña Mary esperó a que los niños terminaran el ciclo escolar y tomó el avión y se vino a La Paz. Durante el viaje venía temerosa a un lugar desconocido; y una señora que estaba a su lado le puso su mano en la espalda y le dijo “No tema señora, La Paz es un lugar precioso le va a gustar, es de buen clima, tranquilo de gente buena de sanas costumbres con muchos árboles frondosos y por la tarde, sopla un refrescante airecillo llamado “Coromuel”.
Fue así como llegó a esta bendita tierra, donde Dios le tenía además de todo lo que le había dado, dijo, un regalo más: aquí nació mi hija Sarita en plena primavera un 23 de marzo, la luz de mis ojos y la alegría de mi corazón junto con mis otros hijos. Y trabajamos muy duro, mi esposo, José Manuel y yo para hacer crecer la familia, vendiendo a pie por aquellas callecitas de La Paz, de casa encasa, ofreciendo en abonos fáciles, joyería de oro; y su primera cliente fue una señora que se llamaba Beatriz y el esposo Arturo, le compró un brazalete y le dio cincuenta pesos de enganche, se persignó con ellos, y ese fue el inicio; luego la gente le pedía otras cosas que necesitaban, y el negocio fue creciendo; vendían colchas, juegos de sábanas, cobijas, vajillas, baterías de cocina que ella enganchaba y José Manuel cobraba aprendiendo el negocio ¡y vaya que lo aprendió tan bien  que ahora es un buen empresario de gran visión!; y es parte fundamental de los cimientos de las prestigiadas empresas Ramos en  La Paz, tierra que tanto amo y lo mucho que nos ha dado. Terminó diciendo Doña María.
…Por aquellas callecitas de La Paz con su estuche bajo el brazo caminaba paso a paso Doña Mary tocando de puerta en puerta….haciendo camino al andar.

…Por el placer de escribir…Recordar…Y compartir



LA PAZ QUE SE PERDIO
POR MANUELITA LIZARRAGA

“ANTAÑO...7 ESTUDIANTES NORMALISTAS... NAUFRAGARON EN LAS TRANQUILAS AGUAS DE LA  BAHIA DE LA PAZ”.

·         EN MEMORIA DE AQUEL FATAL NAUFRAGIO.
·         MUCHAS FELICIDADES A TODOS LOS ESTUDIANTES DE SUDCALIFORNIA…DE TODAS LAS CIUDADES... Y DEL MUNDO ENTERO.



            Al ver la tranquilidad de las aguas de la hermosa bahía de La Paz, cristalinas e inofensivas, resurgió en el recuerdo aquel trágico suceso, acontecido aquí en La Paz ahogándose 3 estudiantes normalistas, que enlutó 3 hogares sudcalifornianos, y conmovió a toda la ciudadanía de esa época, con el naufragio de siete jovencitas, en la que se salvaron 4, y lo que motivó que el señor Arturo Ruiz Casezús les compusiera un corrido dando paso a la leyenda.

            “A mí, ya no me tocaba”, dijo aquella cálida mañana la estimada maestra jubilada María Elena Calderón Sánchez de Higuera; paseando su mirada contemplativa en las cálidas y verdeazules aguas de la hermosísima bahía de La Paz...añadiendo con nostalgia “me estremece recordar aquel ayer...fue un 8 de Junio de 1953. Dirigía dignamente la Escuela Normal Urbana y Secundaria Morelos el ameritado maestro Domingo Carballo Félix. Éramos un grupo de ocho entusiastas  muchachas, y con la inquietud propia de nuestra edad, planeamos un paseo en panga por la bahía como era la costumbre en los jóvenes, en aquella época de La Paz de ensueño, de aquella Paz donde todos nos conocíamos y éramos como una gran familia.

            El grupo de estudiantes se citaron  para el paseo planeado, para el 3 de Junio de aquel año; y así lo hicieron jubilosas llegaron al muelle fiscal, la intención era remar hasta el mogote; pero como era muy tarde ya, decidieron dejar el paseo para el próximo día ocho del mismo mes y año en mención. Ese día del ocho de Junio, a las cuatro de la tarde, en los amplios corredores de la Normal, el estudiantado de la Normal estaba en formación porque daban el PRE; o sea un peso cincuenta a la semana, y estaban pasando lista. La clase de las cuatro no la tuvieron y las siete muchachas se salieron como estaba planeado, y gritando “Vamos a la panga”, se dirigieron rumbo al muelle.

            Esa fatídica tarde de verano, a las muchachas les prestaron la canoa, y sin imaginarse que rondaba la muerte muy cerca de ellas, jubilosas a golpe de canalete rompían las olas en el mar. Eran pasadas las cinco de la tarde. Las siete intrépidas jovencitas estudiantes normalistas, en plena edad de las ilusiones y las esperanzas puestas en ser buenas maestras, cantando se dirigían rumbo al mogote...llegaron a su destino y felices se bañaron y juntaron conchas y caracoles las que abundaban muy hermosas... El sol se empezó a ocultar y las jóvenes decidieron regresar. Venían cantando,  de pronto el oleaje del mar se soltó embravecido, motivado por las ráfagas de viento del tradicional Coromuel a la panga le entró bastante agua, y con un vasito las muchachas achicaban la embarcación... las jóvenes iban  llenas de terror, porque una fuerte ola volteó la panga quedando el fondo para arriba sacudiéndola... en la punta del mogote donde se dice que hay un remolino, perdiéndose las muchachas en las profundidades del mar y las penumbras de la tarde. Dos de ellas sabían nadar y María Elena se dio a la tarea de rescate como podía...llevó a Cusita Osorio a la panga y regresó por Angelina, la que traía en os hombros, ya iba llegando a la panga, cuando la jalaron y se le soltó Angelina, luego, María Elena se quitó la blusa desesperada haciendo señales pidiendo auxilio. En su desesperación, las jóvenes se hundían más unas con otras, ahogándose tres señoritas y por fortuna 4 se salvaron.

            Para infortunio de las jóvenes, cinco de ellas no sabían nadar. Las protagonistas en este trágico suceso fueron Hermelinda Álvarez, del rancho Santa Catarina; Angelina Manríquez de San Antonio; Matilde Ruiz Trasviña, de San Antonio; María de Jesús Orozco; Olivia Perpuli de la Toba; María Elena Calderón Sánchez y María del Socorro Osorio Hirales. María Elena andaba de novia con el joven Luis Hirales quien acostumbraba caminar por el malecón con si amigo Manuel Salvador Avilés y se sentaron en una banca, y este le dijo a Don Luis “Mira, en aquella panguita andan las muchachas del internado y anda tu novia también”, en eso se volteó la panga y fueron a pedir ayuda al hotel Misión al señor Quintín Rosales quien con mucho gusto presuroso  proporcionó una lancha rápida para tal fin, y  los jóvenes en el camino se iban quitando la ropa y los zapatos y cuando al fin llegaron los muchachos al lugar de los hechos, pudieron rescatar a 4 de las normalistas con vida, y dos moribundas, una expiró en una banca del malecón, y la otra en el Hospital en presencia del mayor Avente, del General Olachea y del Doctor Cardoza Carballo. Le aplicaban el resucitador, con tan mala suerte, que debido a un apagón de la corriente el aparato no funcionó ocasionando inevitablemente el fallecimiento de la otra jovencita. Una de las jóvenes rescatadas gritaba desesperada “!busquen a Angelina, porque me jalaba de los pies y  no le pude agarrar las manos, perdiéndose en el fondo del mar y la obscuridad de la noche, búsquenla por favor !”...Elena y Olivia muy asustadas se fueron caminando por el malecón.

            A la señorita Angelina, la buscaron angustiosamente por varios días, participando en esta búsqueda, autoridades y vecinos, apareciendo hasta el día doce de Junio, a las siete de la noche, cerca de punta prieta, la cual fue sepultada en esos mismos momentos. Las muchachas que se ahogaron fueron: Hermelinda Álvarez, Angelina Manríquez y Matilde Ruiz Trasviña. Fue un trágico suceso que conmovió a todos los maestros y estudiantes de la época así como a los habitantes del territorio de Baja California Sur. Las jóvenes fueron veladas en el salón del mismo plantel educativo. A las cuatro de la tarde levantaron los dos cuerpos inertes en los tétricos ataúdes, los que mandaron a su lugar de origen a San Antonio Baja California Sur. El cortejo fúnebre inició por la calle 5 de Mayo, bajando por el malecón al toque del silencio de los clarines de los marineros en las fragatas fondeadas en la bahía, acompañando la lúgubre carroza arropada de frescas y perfumadas flores de los jardines de la época que conducían los bellos y jóvenes cuerpos de Hermelinda Álvarez y Matilde Ruiz Trasviña, los plañideros llantos de dolientes, compañeros de aula, y maestros de aquel entonces.

            Dice la profesora María Elena que gracias a la oportuna ayuda del ahora su esposo Don Luis Higuera y Manuel Salvador Avilés salvaron la vida...sufrió depresión por mucho tiempo debido a aquel trágico suceso siendo atendida por aquellos médicos del ayer, Plique y Carrillo, pasaban los días y no quería comer estaba en su mente aquel fatal acontecimiento...le agarró un hipo que no se le quitaba...y el mar le  aterraba, los médicos y la familia estaban preocupados porque no se recuperaba, ya la iban a trasladar a la Cd. De México, pero gracias a Dios no hubo necesidad, porque los médicos mencionados la llevaba a bañar al Coromuel y con mucha paciencia y profesionalismo se metían al mar junto con ella para que perdiera el miedo y a los siete días ya estaba curada. Dijo que cuando se encuentran ella y su amiga Perpuli nunca comentan aquel trágico suceso que vivieron sólo su gran amigo Manuel Salvador Avilés cuando se encuentra le pregunta  ¿cuándo vas a ir al mogote?

            Aquel trágico 8 de Junio de 1953...jubilosas cortaban las aguas a golpe de canalete, en su barca caracola siete estudiantes normalistas.


                  CORRIDO
• Las Siete Normalistas •
            (ANTONIO RUIZ)

La Paz se encuentra de duelo
Toda la gente ha llorado,
Porque volaron al cielo
Tres niñas del internado.

Eran siete señoritas
Que salieron a pasear,
En una panga chiquita
Y no sabían nadar.

Cuando venían del Mogote
El viento empezó a soplar,
Y fue la causa maldita
Que las hizo zozobrar.

Gritaban desesperadas
Esas niñas inocentes,
Andaban muy asustadas
Luchando contra la corriente.

MUSICA

Elenita calderón
Tenía un valor desmedido
Quiso salvar a Angelina,
Sin haberlo conseguido.

Pablo Aguilar muy ufano
Presto su ayuda fue a dar,
Y como un buen mexicano
Lograba cuatro salvar.

Ya por fin al cuarto día
Al fin de tanto buscar,
Un cadáver en la orilla
No podían localizar.

En su juventud murieron
Víctimas de su inocencia
Muy jóvenes perecieron
Que Dios les tenga clemencia.


…Por el placer de escribir…Recordar…Y compartir…

*Esta crónica fue publicada hace más de 15 años en el periódico sudcaliforniano, revista compás, en el programa de radio contacto directo XENT radio La Paz*